Tips para el control de roedores en Pozuelo

Publicado por :
14
jul

Para un buen control de plagas en Pozuelo, específicamente de roedores, es fundamental tomar en cuenta ciertos tips o consejos que te pueden servir de gran ayuda antes y después de contratar a un especialista para la erradicación de los mismos. Asimismo, en este municipio español, podrás contratar a los mejores especialistas para esta tarea.

En este sentido, a continuación te presentamos algunos tips o recomendaciones que debes tomar en cuenta, antes y después de aplicar el efectivo control para plagas comunes que aparecen en el hogar. Asimismo, no dudes en contratar a los profesionales en este tema para que puedan hacer un diagnóstico completo de tu casa y puedan determinar qué tipo de método te conviene más. 

Oculta las sobras de alimento 

La primera recomendación a tomar en cuenta es ocultar toda sobra de alimento que puedas tener en tu cocina, o cualquier lugar de tu casa. Asimismo, procura cerrar por completo el cubo de basura de tu vivienda y vacíalo diariamente. De igual modo, si tienes mascotas, evita dejar alimentos en los comedores de éstos, para evitar que los roedores se sientan atraídos por ella.

Por otra parte, a los roedores les suele atraer cualquier sobra de alimentos, por lo que asegúrate de barrer toda tu casa y almacena lo que te sobre en recipientes herméticos. Por otra parte, limpia tu cocina después de cada comida para no dejar ningún tipo de derrames o alimentos secos que puedan atraer a este tipo de criaturas.

Evita tener pozos de agua 

Otro tip a tomar en consideración es la eliminación o erradicación por completo, de todos los pozos de agua estancada. Por ejemplo, evita que se estanque el agua del lavaplatos y cualquier otro pozo de agua que se pueda formar. Además, es fundamental saber que la humedad es un gran atractivo para los insectos, por lo que es recomendable evitarla.

Asimismo, para mantener un buen control de plagas específicamente de roedores, procura retirar cualquier material que se encuentre dañado por el agua y asegúrate de reparar las cañerías de tu casa que tengan filtraciones. De igual modo, te recomendamos que no dejes que el agua de lluvia se acumule en las cubetas, juguetes o cualquier otro artículo del patio.

Elimina todos los refugios

Por otra parte, es importante la eliminación de cualquier refugio que estos roedores puedan tener. Por ejemplo, las cajas de almacenamiento, así como ciertos desperdicios, pueden convertirse en lugares totalmente acogedores para este tipo de plagas, por lo que es conveniente que las deseches de inmediato de tu vivienda.

Del mismo modo, evita almacenar pilas de periódicos o de ropa. Éstos también pueden servir de una especie de refugio para los distintos tipos de alimañas. Asimismo, no olvides que la madera también puede atraer hormigas y termitas, por lo tanto, te recomendamos que no acumules leña vieja en tu jardín para evitar cualquier invasión de plagas.

Cierra cualquier acceso

Por último, es fundamental que mantengas cerrado cualquier tipo de acceso que puedas tener en tu casa con el propósito de evitar la entrada de cualquier organismo no deseado dentro de tu propiedad. Para ello, es conveniente que busques en la parte externa de la misma, orificios pequeños que puedan permitir el ingreso de los roedores o insectos a tu hogar.

En este sentido, asegúrate de erradicar dichos orificios y grietas. Asimismo, procura cubrir cualquier desagüe o ventilación con una malla protectora. Te recomendamos mantener la vegetación y la materia orgánica a cierta distancia de tu casa, ya que podrían atraer alguna plaga poco agradable.

De igual modo, en todos los alrededores de tu vivienda, asegúrate de recortar las ramas salidas de los árboles, con el fin de que los roedores no puedan hacer uso de ellas. De este modo, no tendrán acceso por medio del ático o del techo de la casa.

Esta información son algunas medidas de prevención que debes tener en cuenta para un efectivo control de roedores. En este sentido, es fundamental ocultar cualquier sobra de alimentos, eliminar cada uno de los pozos de agua que se puedan formar, eliminar todos los refugios de roedores y cerrar todos los accesos para evitar e ingreso de estos organismos nada agradables.