¿Qué sustancias se utilizan para el control de plagas en Madrid?

Publicado por :
29
ene

Una de las mayores inquietudes de nuestros clientes tiene que ver con las sustancias que utilizamos para hacer el control de plagas en Madrid, por ello, conviene revisar qué tipo de productos administramos para eliminar y ahuyentar insectos y roedores, tomando en cuenta que en Ant control de plagas procuramos elegir productos que sean  inofensivos para el ambiente y a la vez poco perjudiciales para la salud de las personas que habiten en la zona afectada.

Muchas personas temen hacer un procedimiento para controlar invasiones por miedo a que las sustancias que sean aplicadas tengan consecuencias más graves para su salud, en comparación a las que pueden causarles las invasiones. Sin embargo, aunque inicialmente los insecticidas que eran empleados para erradicar insectos y roedores tenían una potente concentración química, hoy en día han surgido nuevas sustancias más amigables con el ambiente.

Así nacieron las insecticidas ecológicos o biocidas, que son sustancias destinadas a la erradicación de diferentes tipos de plagas, preparados con ingredientes en su mayoría provenientes de fuentes naturales, y en algunos casos, incorporan algunos componentes químicos, pero en baja cantidad, de manera que son de utilización confiable y no ponen en riesgo la salud de las personas, luego de haber realizado un procedimiento de fumigación.

Contrariamente a lo que pudiera creerse, los primeros métodos para eliminar invasiones de plagas, utilizaban insecticidas de tipo natural. Luego, con la industrialización, se comenzaron a preparar productos más letales para el control de plagas en Madrid, pero que eran perjudiciales para la salud de las personas. Así que la tendencia actual es el uso de productos que sirvan para eliminar invasiones sin poner en riesgo al medio ambiente y a los seres humanos.

Insecticidas ecológicos

Los insecticidas ecológicos son las sustancias más pertinentes para controlar plagas, porque disminuyen notablemente los daños a la salud humana y al medio ambiente. Su característica más importante, es el hecho de tener un nivel muy bajo de toxicidad, lo que los hace altamente efectivo para las especies que se desean controlar y es inofensivo para las personas.

En general, existen varios tipos de biocidas o insecticidas ecológicos. Por ejemplo, conocemos los más naturales como el sol, que por su fuerte luz ultravioleta puede desintegrar las composición proteica de algunos microorganismos vivos. También destacan los biológicos, que son aquellas sustancias generadas por algunas especies de seres vivos para su supervivencia, y luego encontramos los químicos, en donde interviene la mano del hombre y son preparados mediante diferentes procesos técnicos, este último grupo son los que nuestra empresa utiliza para el control de plagas en Madrid.

Composición

La composición de estos productos tienen un gran porcentaje de ingredientes naturales y cuando se busca un efecto más concentrado, se combinan con algunas sustancias químicas. Así, algunas especies de plantas y vegetales proporcionan un extracto cuya composición orgánica es idónea para la erradicación de diversos tipos de plagas. La preparación comprende diversos procesos químicos de filtración, evaporación, decantación, etc.

Las sustancias que se obtienen de cada planta son mezcladas con agua y ya están listas para ser utilizadas eficientemente en los procesos de fumigación, para el efectivo control de invasiones en una determinada zona. El nombre de insecticidas ecológicos, proviene de sus características orgánicas que son amigables con el ambiente.

Modo de uso

En general, estos productos se emplean de manera similar a los insecticidas químicos en general. Es decir, se aplica una fórmula determinada para una especie en particular, que se esparce por la zona afectada donde se encuentra la invasión y se espera a que haga el efecto esperado.

Algunas de estas sustancias son inodoras, otras sí expulsan un olor más fuerte, dependiendo de la fuente natural que las integra. En algunos casos, no tienen un efecto letal sobre la plaga, sino que genera una barrera protectora para que la plaga no reaparezca en la zona.

Beneficios

Además de preservar la salud del ser humano y no perjudicar el ambiente, desde el punto de vista práctico muchos de los insecticidas ecológicos permiten que la zona donde se realizó el control de la invasión, pueda ser rehabitada en poco tiempo, ante su bajo efecto tóxico.

También resultan productos más económicos al no requerir un procedimiento industrializado para su fabricación. De manera que no debes preocuparte por usar sustancias con un potencial efecto químico, ya que los insecticidas ecológicos son menos dañinos y tienen mejores resultados al controlar plagas.