MANTÉN TU HOGAR LIBRE DE ROEDORES CON LA AYUDA DE ANT CONTROL DE PLAGAS

Publicado por :
14
oct

Las ratas y ratones constituyen uno de los problemas más comunes surgidos en el recinto de cualquier hogar. Y es que gracias a su extraordinaria capacidad de adaptación a cualquier medio, es casi imposible dar con un ámbito totalmente libre de estar contaminado con la presencia de estos roedores. Lo grave del asunto, es que además de destrozar la basura, masticar el cableado eléctrico, roer y rasguñar la madera, tapices y libros, y cavar agujeros; también son agentes transmisores de alergias y enfermedades muy peligrosas para las personas y mascotas. Por esta razón, desde Ant control de plagas te enseñamos a lidiar con estos focos de infección.

Un problema de urgente solución

Como se dijo, los roedores son agentes propagadores de zoonosis, es decir, de enfermedades susceptibles de ser transmitidas a los humanos por un animal vertebrado. Entre estas enfermedades podemos mencionar la salmonelosis, la enfermedad de Weil, la tuberculosis y la Leptospirosis (enfermedad potencialmente mortal transmitida a través del contacto con la orina del roedor). Por otro lado estas plagas portan en su cuerpo pulgas, ácaros y garrapatas que pueden generar reacciones alérgicas agudas y afecciones dermatológicas y respiratorias.

Como se ve, se hace imprescindible la urgente eliminación de los roedores, desde el primer momento en que se detecte su presencia en nuestro ámbito de residencia o de trabajo.

Señales que acusan la presencia de ratas en nuestras casas 

Los roedores son animales que generalmente huyen de los seres humanos cuando sienten que su presencia fue detectada, por lo tanto procuran moverse en la oscuridad o en horas nocturnas. Por ello sólo podemos establecer señales que acusan la presencia de estos animales en nuestro ámbito, las cuales son:

Excretas: la principal característica de los sitios donde hay presencia de roedores, son las excretas que dejan estos animales. Son desechos pequeños pero abundantes, del tamaño de un grano de arroz y de un característico color oscuro.

Ruidos de rasguños en algunas superficies: las ratas suelen hacer ruidos cuando rascan o roen paredes, animes, tabiquerías, maderas; también se les puede oír cuando corretean de un lado a otro, en especial bajo pisos o techos rasos que dejan una oquedad por donde el roedor transita.

Olores peculiares: las ratas dejan un olor a amoníaco y a humedad verdaderamente repulsivo, en especial en aquellas zonas donde pueden pasar tiempos prolongados y más si se trata de lugares cerrados y húmedos, como depósitos, armarios, entre otros.

Desperfectos en instalaciones: Las ratas siempre están royendo, sus dientes crecen constantemente, los que las obliga a mantenerlos limados y esto lo hacen mordiendo casi cualquier material: maderas, plásticos, compuestos, cartones, etc. Por otro lado, está demostrado que debido a su agudo oído logran detectar la transmisión de electricidad a través del cableado, lo que las incita a morder los cables eléctricos; esto es un problema serio, toda vez que pueden causar incendios, o electrizar superficies metálicas como ocurre en talleres de trabajo.

Daños en los alimentos: Los roedores suelen romper envoltorios de comida, dejando sus características marcas de dientes, lo cual ocasiona que se destine a la basura alimentos aún sin consumir.

Madrigueras: Las ratas viven en cepas numerosas, para esto acumulan papeles, periódicos, trozos de telas y animes en lugares cálidos y ocultos donde depositan sus crías. Hay que tener presente que donde se percibe a una rata, hay muchas más escondidas en algún sitio.

Tratamiento del problema

Hay que decir que lo más conveniente es conocer y evitar las causas que originan la presencia de estas plagas en nuestras estancias. Los roedores buscan ambientes cálidos, ocultos, difíciles de encontrar y con alimentos, todas las condiciones que permiten la vida y la reproducción de la especie. En este sentido, no es difícil imaginar que zonas húmedas, cálidas y oscuras como depósitos, oquedades en paredes, techos, tuberías clausuradas, incluso en zonas ocultas de armarios y gabinetes, constituyen los sitios ideales para que la plaga aparezca.

Por ello, lo idea es mantener la higiene dentro del ámbito de residencia o trabajo donde nos desempeñamos. Es importante no dejar residuos de comida sin recoger, ni admitir basura dentro de nuestros espacios; los depósitos de comida, herramientas, ropa o cualquier cosa doméstica deben limpiarse con regularidad, y evitar la acumulación de polvo y otras suciedades en estos espacios.

Como se dijo, la detección de estos animales demanda un tratamiento profesional de control de plagas urgente que los elimine. Para ellos existen diversas técnicas y productos ofrecidos en el mercado, sin embargo, siempre es recomendable que se apele a la intervención de técnicos y profesionales como los de Ant control de plagas en Torrelodones. Téngase en cuenta que un control no profesional difícilmente eliminará totalmente el problema, y se correrá el riesgo de una reinfestación.

Pues bien, estos mecanismos no profesionales incluyen trampas para ratas y venenos en las tiendas de bricolaje y de insumos agrícolas. Es muy importante asegurarse de seguir al pie de la letra las instrucciones del controlador para evitar riesgos en su uso. Estas trampas deben utilizarse lo suficientemente alejadas del alcance de los niños, mascotas y fauna silvestre.

Control profesional de roedores

Aunque las técnicas de bricolaje para el control de roedores son una herramienta económica y en apariencia no muy difícil de usar, además de efectivo en el control de pequeñas cepas; se hace necesario la intervención de técnicos experimentados en control de plagas cuando se trata de zonas de alto riesgo, colonias de ratas numerosas y antiguas o cuando se produce una reinfestación.

Es allí cuando aparece Ant control de plagas en Torrelodones, la empresa más efectiva en control y eliminación de agentes infecciosos en nuestros hogares y sitios de trabajo. Nuestra empresa ofrece un servicio seguro a través de la aplicación y combinación de biocidas de naturaleza química sintética y natural con la finalidad de neutralizar, destruir o controlar las poblaciones de organismos que resultan nocivos o peligrosos en la convivencia con los humanos.

Somos profesionales que operamos bajo estrictas normas de seguridad, reduciendo en la medida de lo posible el uso de sustancias que puedan ser negativas para el ambiente, igualmente prestamos asesoría a nuestros clientes sobre las tareas que deberá desarrollar a fin de mantener la casa libre de plagas.