Hormigas: la plaga más común y frecuente

Publicado por :
3
sep

Las hormigas son una de las plagas más odiadas, ya que son difíciles de combatir de manera natural, acarrean contaminaciones y son un verdadero dolor de cabeza para las plantaciones. Es por esta razón que empresas como Ant Control de Plagas ofrecen los mejores sistemas de fumigación que acabarán con este tedioso problema y le devolverán a tu hogar la paz que tenía antes de ser invadido por las hormigas.

Acarrean contaminaciones

La presencia de hormigas en casa es un verdadero problema que afecta a miles de hogares en cualquier parte del mundo, la especie más conocida que se adueña de los espacios más importantes de las viviendas es conocida como la invasora.

La consecuencia más grave de tener este tipo de hormigas en casa es que acarea contaminaciones, debido a que se mueve con facilidad por zonas como los baños o la cocina. Los expertos aseguran que es de vital importancia trabajar en la prevención de este tipo de plaga, igualmente afirman que es prácticamente imposible erradicarlas de manera natural una vez que se instalaron pero sí se pueden controlar.

Es por ello que la mejor manera de exterminarlas por completo y acabar con sus huevos es a través de un sistema de fumigación confiable y con la experiencia de profesionales dedicados por años a esta importante labor.

Entre las diferentes especies que hay de hormigas, podemos resaltar que hay 2 con más presencia, la que posee aguijón, también conocida como hormiga de fuego y la hormiga argentina. La primera puede causar daños importantes en una persona asmática o alérgica, mientras que a la segunda se le han asociado menos reacciones alérgicas ya que solo puede morder como acto de defensa.

La principal consecuencia que ha sido asociada a las hormigas domiciliarias tiene que ver con la contaminación, ya que circulan constantemente por baños, jardines, techos, mesadas de cocina, basura, cuartos entre otros y pueden transportar en su cuerpo microorganismos nocivos para la salud.

Las hormigas se ven realmente atraídas por la sangre y los desechos patológicos, si sumamos esto a la electricidad que es una fuente de persuasión para la especie, esto nos lleva a que sean una plaga muy corriente en los hospitales, sanatorios o clínicas y sus alrededores. Sin duda alguna es necesario y de carácter obligatorio controlarlas en esos espacios ya que son fuente de contaminación indiscutida y pueden causar cientos de infecciones.

Son difíciles de combatir de manera natural

Las recetas caseras para erradicar esta plaga puede que funcionen pero sólo por tiempo limitado, además que no tienen el alcance necesario como para acabar con los huevos o con las hormigas que se encuentran a distancia, únicamente con las cercanas.

Incluso los expertos han afirmado que los insecticidas que venden en tiendas y supermercados no son realmente saludables, ya que muchas veces son más peligrosos para las personas que el efecto que puede tener sobre la propia hormiga, es por ello que cuando de plagas se trata no hay chance para improvisar, se debe buscar ayuda profesional por parte de un servicio de control de hormigas.

Por ejemplo, uno de los métodos caseros más utilizados para intentar eliminar las hormigas es la combinación de leche condensada y bórax, sin embargo, este último (el bórax) es tóxico para las hormigas, pero también para los humanos, por lo que representa un peligro usarlo en casa ya que pudiera caer en nuestra comida o ser ingerido por los niños que allí conviven.

Igualmente de acuerdo con los expertos en el tema, es necesario informarse muy bien a la hora de elegir los productos con los que se pretende fumigar de manera independiente, ya que la elección del insecticida depende del espacio donde se quiera aplicar.

 Existen productos que generan más efectos que otros pero su duración es momentánea, mientras que otros ofrecen una acción más prolongada pero con un gran poder residual, como la deltametrina la cual puede afectar el sistema nervioso central de las personas y el sistema muscular, por lo que su uso sin la supervisión de un experto puede ser realmente riesgoso.

Acabar con plagas no es un trabajo que puede hacer cualquiera, por más que existan cientos de recetas naturales, nadie lo hará mejor que quienes cuentan con la verdadera experiencia. No arriesgues tu salud ni la de tu familia con improvisaciones o remedios anticuados, contacta una empresa de fumigación en España y olvídate para siempre de la pesadilla de tener hormigas en casa.

Un dolor de cabeza para las plantaciones

Existen otras especies de hormigas que no son precisamente las domiciliarias, en este caso nos referimos a las Atta insularis Guerin o también conocidas como cortadoras de hojas, que son capaces de desfoliar plantas completas en muy poco tiempo, con el fin de trasladar fragmentos de hojas como sustrato de cultivo para el hongo del cual se alimentan.

Este tipo de hormigas son perjudiciales para los cultivos, ya que mantienen una relación mutualista con las moscas blancas, saltahojas, cóccidos y pseudocóccidos.

Otro interesante caso es el de la hormiga W. auropunctata, la cual ha sido la protagonista de serios problemas en agroecosistemas, ya que como consecuencia de sus hábitos, sus afectaciones se manifiestan de distintas formas, en apiarios, tras alimentarse de obreras y larvas; en forma de plaga en cítricos y café debido a su asociación mutualista con múltiples especies de hemípteros; y por último por causar fuertes picaduras a humanos durante los trabajos de la cosecha.

Las cosechas pueden llegar a verse fuertemente afectadas como consecuencia de una plaga de hormigas, las cuales se comen rápidamente las plantas y pueden hacer que los agricultores pierdan grandes cantidades de dinero que invirtieron en la producción agrícola.

Cuando de una plaga tan común y persistente como de las hormigas se trata, lo mejor que puedes hacer para olvidarte de ellas es confiar tu hogar en expertos en fumigación, que gracias a su experiencia te guiarán en este proceso y te ayudarán a evitar una invasión de ratones en tu hogar o de hormigas, no dejes que la plaga se adueñe de tus espacios.