Evita que las plagas afecten a tus mascotas

Publicado por :
4
oct

Para algunas personas, las mascotas se convierten en compañeros de vida. Estos animalitos se vuelven rápidamente parte de la familia, y nuestro deber es cuidarlos, alimentarlos y protegerlos. Aunque los más populares son los gatos y los perros, en algunos hogares pueden tener hámsteres, aves, conejos, entre otros, que hacen que nuestros hijos o nosotros mismos aprendamos a ser más responsables.

Sin embargo, es bien sabido que deben mantenerse bajo constante supervisión ya que muchas plagas de insectos se sienten atraídas hacia ellos, causando no solo problemas en la salud de tu mascota sino también en la de los humanos que viven en la misma residencia. Algunos de estos parásitos son bastantes difíciles de controlar y erradicar, por ello lo mejor es contar con la ayuda de profesionales del control de plagas en Las Rozas para evitar situaciones que agraven el problema.

Mantener una buena higiene es primordial

Las mascotas, en especial los perros y los gatos, son atacadas frecuentemente por los ácaros que luego se alojan en nuestro hogar, haciéndonos daño a nosotros mismos. Se debe resaltar la importancia de bañar muy bien y constantemente a los animales con productos idóneos para ellos que a su vez prevengan la aparición de parásitos externos.

Ciertas razas tienen dos tipos de pelajes en su cuerpo, uno es el largo o principal y el otro es uno más corto, conocido como sub-manto. Estos deben ser cepillados con regularidad, sobre todo en animales con pelo muy extenso. Debemos estar atentos ante la aparición de pulgas, piojos o garrapatas y eliminarlos a tiempo, antes de que se extiendan por su cuerpo y por todo su hábitat.

Tampoco está de más llevarlos al veterinario de vez en cuando y desparasitarlos al menos cada tres meses. También,  pregunta por productos especiales para tu mascota que repelen las plagas y se aplican en su piel y pelaje fácilmente para que estén más seguros, sobre todo si frecuentan ambientes al aire libre por largos periodos de tiempo.

¿Cuáles son los parásitos más comunes?

Dependiendo de la época del año, los animales atraerán ciertos tipos de plagas inevitablemente. Pero se conoce que es el verano la temporada en la que se debe poner especial cuidado y atención.

-Garrapatas: son artrópodos pertenecientes a la familia de los arácnidos. Están presentes en la tierra y les gusta la sangre caliente de los mamíferos, incluyéndonos a nosotros y a nuestras mascotas. Producen enfermedades como fiebre botonosa, anemia por pérdida de sangre, daños a los sistemas nervioso, inmunológico y linfático, Lyme, pruritos e hipersensibilidad. Lo bueno es que su presencia en la piel es fácilmente percibida gracias a que se posa sobre ella para extraer la sangre.

-Pulgas: es una plaga extremadamente común y casi imposible de evitar, sobre todo en el verano. Las pulgas en su etapa adulta son las que pican a tu mascota causándole picor intenso, piel inflamada, costras y pérdida de pelo en las zonas afectadas, las cuales generalmente se encuentran en su parte trasera. También puede generar anemia e hipersensibilidad.

Al percatarte de su aparición es de suma importancia que intentes deshacerte del problema lo más pronto posible, ya que pueden saltar a las pantorrillas o tobillos de los humanos y darle mordiscos. La empresa Ant Control de Plagas tiene un grupo de profesionales  que eliminarán de tu hogar de forma eficaz esas molestas plagas antes de que puedan hacerles daño a ti y a tu familia. Además, cuentan con planes y servicios especializados, y métodos que no afectarán la salud de tus mascotas o plantas y te garantizan el 100% de satisfacción en sus trabajos.

-Mosquitos: transmiten enfermedades graves que no solo afectan a los seres humanos sino también a las macotas, y tienen mayor incidencia en épocas de calor en zonas con abundante vegetación como parques y plazas. Producen enfermedades potencialmente mortales para tus animales como Dirofilariosis, que puede ser tratada fácilmente si se detecta a tiempo, y la Leishmaniosis que lamentablemente no tiene cura. Son portadores de un parásito maligno que se conoce como gusano del corazón, el cual se puede anidar en las arterias pulmonares y reproducirse.

También, los mosquitos producen males que se transmiten de animales domésticos a humanos y viceversa, como el Virus del Nilo Occidental y la Encefalitis de Saint Louis, que ataca al cerebro.

-Ácaros: existe un tipo de ácaro que es el causante de la sarna, una enfermedad cutánea que afecta tanto a humanos como a perros, gatos, ovejas y caballos. Este parásito no es para nada agradable. Al reproducirse, el macho de esta especie muere inmediatamente, pero la hembra se aloja debajo de la piel donde cava túneles para depositar sus huevos, produciendo la comezón, el enrojecimiento y la descamación tan característicos de la sarna.

Como bien es sabido, esa enfermedad es mucho peor en animales ya que no pueden contener sus ganas de rascarse y se causan a sí mismos muchos más daños, como cortes en la piel que luego pueden infectarse y agravar el problema. Puede transmitirse muy fácilmente por el contacto directo o indirecto a través de sus mantas, ropas o juguetes.