Descubre cómo puedes mantener tu jardín libre de plagas

Publicado por :
1
oct

Un jardín hermoso y lleno de vida es lo que a todos nos apetecería tener, en especial a los amantes de la naturaleza y el aire libre. Un vergel puede convertirse en una especie de santuario en el que al entrar nos olvidamos del estrés del día a día y de todo el paisajismo de concreto que nos ofrece la ciudad.

Sin embargo, es posible que este lugar de ensueño se convierta en toda una pesadilla si dejamos que se infecte con plagas para nada agradables. Orugas, arañas, moscas, hormigas, moluscos, gusanos, entre otros, pueden afectar la vida de tus preciosas plantas y darles un aspecto insano. Es por ello que es conveniente mantener a raya estas criaturas al utilizar fórmulas caseras  y productos que no vayan a afectar la vegetación. Si el problema se ha agravado demasiado o no quieres correr riegos, busca la asesoría de expertos en control de plagas en Villanueva del Pardillo.

Plagas más comunes en los jardines

Dependiendo de la zona en la que vivas y la época del año que sea, existen una serie de plagas que podrían afectar tu jardín si no son tratadas a tiempo y con el debido cuidado.

-Hormigas: se podría decir que son los insectos más comunes que pueden invadir nuestro vergel y que a los que muchas veces no les damos la suficiente importancia. Aunque bien es cierto que algunos tipos de hormigas favorecen el crecimiento de las plantas, su presencia suele ser incómoda y molesta para las personas, ya que no solo se quedan en el jardín sino que invaden también el interior del hogar. De igual forma, pueden roer las plantas recién germinadas y robar las semillas que hayas sembrado.

-Pulgones: las hormigas favorecen la aparición de los pulgones y actúan como una especie de “guardaespaldas” para ellos, ya que los protegen y limpian a cambio de la melaza que estos excretan. Los pulgones son insectos chupadores debido a que extraen la savia de las plantas y toman más de la que necesitan, adquiriendo así todos los nutrientes que evitan que esta se deforme, se arrugue y posteriormente muera.

-Babosas: estos moluscos de jardín son de cuerpos blandos y hábitos nocturnos. Pueden comer cualquier parte de la planta, desde el tallo y las hojas hasta las raíces, bulbos y flores. Durante el día se esconden en lugares húmedos y oscuros como debajo de la tierra o de las rocas. Además, dejan un rastro plateado junto a sus destrozos, por lo que es fácil saber que estuvieron allí.

-Arañas: la araña roja es la más común. Con tan solo 0,5 milímetros de diámetro, estas pequeñas de colores brillantes como el rojo y el naranja terminan desfoliando las plantas y creando las típicas telarañas alrededor de estas. Se debe tener cuidado ya que a corto plazo parecen no realizar ningún daño, por lo que deben erradicarse apenas se note su presencia.

-Moscas Blancas: algunas especies de este insecto tienen alta resistencia a los pesticidas, lo que las convierte en una plaga bastante tediosa al momento de erradicarla. Son extremadamente pequeñas y difíciles de eliminar debido a su potencial de reproducción, se ocultan en el revés de las hojas para sustraerles sus nutrientes, haciendo que se vuelvan amarillas y que produzcan frutos de baja calidad. También es posible que indirectamente causen otros problemas como la aparición de hongos, virus y bacterias.

-Orugas: hacen daño a las plantas al comer sus hojas, brotes, flores y frutas, y cuando llegan a perforar la madera. Algunas especies detienen el crecimiento de los árboles y sus excrementos marchan los cultivos. Si no son muchas se pueden eliminar fácilmente con las manos y destruyéndolas por aplastamiento.

Busca ayuda profesional

Si las plagas en tu jardín te están afectando demasiado o si no sabes con certeza cómo eliminarlas, los profesionales de Ant Control de Plagas son la opción más favorable. Ellos trabajan de forma respetuosa con el medio ambiente con la finalidad de salvaguardarlo, al utilizar también sustancias de origen natural destinadas a destruir, neutralizar o ejercer algún tipo de control sobre esas criaturas que pueden resultar dañinas para el ser humano.

Los especialistas de Ant Control de Plagas no solo realizan su trabajo de manera satisfactoria, sino que además hacer cumplir estrictas normas de recogida y reciclaje posterior de los residuos que quedan. Los productos que utilizan son de altísima calidad, no emanan olor ni dejan mancha alguna, y están todos aprobados por el Ministerio de Sanidad ya que al no ser tóxicos se evitan considerablemente los riesgos de intoxicaciones tanto en personas como en animales domésticos.

Antes de iniciar cualquier tratamiento, los expertos se enfocan en buscar el origen de la plaga, el sitio de implantación y el tipo de insecto, lo que permite escoger de forma adecuada el insecticida a utilizarse disminuyendo la posibilidad de una reaparición con posible inmunidades. También, las zonas conflictivas y con más tendencia a albergar alimañas son tratadas preventivamente.