Cuida a tu familia y animales del enemigo silencioso: La Pulga

Publicado por :
10
jul

Con una gran capacidad para saltar entre huéspedes, pasar desapercibida y afectar tanto humanos como anímales (perros y gatos), las pulgas se han posicionado como uno de los insectos más molestosos que uno se puede enfrentar en el hogar. Su diminuto tamaño podría llevar a pensar que es inofensiva, pero es capaz de transmitir varias enfermedades. Así que si tienes sospechas de que te enfrentas a ellas, no tardes en contactar a una compañía que se encargue del diagnóstico y erradicación de avispas y otros insectos para ayudarte.

Un atacante sigiloso y duro de matar

A diferencia de otras pequeñas alimañas que pululan en el ecosistema citadino, la pulga es una que tiene la capacidad de desenvolverse e instalarse sin ser percibido por la persona o animal afectado, llegando a ser detectado después de haber iniciado su ataque que consiste de alimentarse de la sangre de mamíferos, principalmente perros y gatos. En ocasiones también se alimenta del ser humano con la posibilidad de contagiarlo de enfermedades proveniente otras especies o portadores.

Vale la pena destacar que la actividad de este arácnido – en especial su proceso reproductivo – se desarrolla durante el verano o los meses más calientes del año. Es en esta temporada que se presencia la mayor posibilidad de riesgo de ser atacado por uno o varios de ellos, sobre todo en localidades con un hábitats forestales, por lo tanto la importancia del control de plagas en Villanueva del Pardillo, al igual que cualquier otra urbanización con las mismas condiciones, es fundamental.

 La acción rápida y el higiene son la clave

Uno de los primeros pasos para evitar una posible infestación de sifonápteros es la limpieza consecuente de los ambientes que frecuentan las mascotas de la casa, en especial alfombras, mantas y muebles. La realización frecuente de una combinación de una buena sacudida, junto con el pasado de aspiradora a estos piezas es decisiva a la hora de evitar que hagan sus nidos o se postren a la caza de un nuevo huésped.

 La constante revisión del pelaje de las mascotas también permite detectar tempranamente la presencia de uno de estos bichejos, así evitando la posibilidad de que se reproduzcan y multipliquen en grandes cantidades como suele suceder cuando se aferran a su víctima.

En caso de llegar a sufrir una infectación a nivel del grupo familiar, se recomienda llevar a los animales al veterinario con premura, además de realizar un chequeo médico para confirmar que no haya habido transferencia. Después de estos primeros pasos, es necesario contactar a una empresa como Ant Control de Plagas para que se haga cargo de todo el proceso de diagnóstico y erradicación de esta diminuta pero temible alimaña.