Control de moscas: una necesidad imperativa para la salubridad de la casa

Publicado por :
20
oct

Las moscas son mucho más que esos insectos voladores molestos y desagradables que invaden nuestras cocinas y demás espacios de la vivienda. Estos artrópodos voladores son un conducto de infección y enfermedades, toda vez que transportan en sus cuerpos millones de microorganismos. Las moscas tienen predilección por el consumo de sustancias orgánicas descompuestas, así como aguas servidas, desechos sólidos y heces, aunque también por los alimentos que ingieren los humanos, por esta razón, el contacto prolongado con estos vectores podría ocasionar enfermedades como la salmonelosis, shigelosis e infección por Campylobacter. Por esta razón, Ant Control de Plagas recomienda realizar acciones preventivas y de control a fin de neutralizar esta amenaza.

Las moscas son artrópodos dípteros, es decir, insectos voladores de dos alas. La especie con que más contacto se tiene en recintos humanos es la llamada mosca casera o doméstica, sin embargo también son muy comunes las verdes y azules. Poseen una visión periférica muy aguda y realizan movimientos muy rápidos que les permite escapar de amenazas. Por otro lado tienen un sentido del gusto bastante desarrollado en su órgano bucal y patas, de manera que está facultada para determinar que una superficie es comestible con sólo posarse sobre ella.

Medidas preventivas contra la proliferación de moscas

Como se dijo, las moscas son vectores mecánicos de numerosos organismos microscópicos potencialmente peligrosos para los humanos y animales domésticos. El hábitat predilecto de estos vectores de enfermedades y alergias en las casas es la cocina, los baños, los bajantes de basura y cualquier lugar donde puedan adquirir alimentos o desechos fermentados y descompuestos. Esto hace necesario tomar medidas oportunas para evitar el desarrollo de sus cepas, y esto significa el despliegue de estrictas políticas de limpieza, y el cumplimiento de una serie de pautas, a saber:

  • Impedir la acumulación de basura dentro de la casa, así como en las zonas adyacentes a esta, del mismo modo, mantener cerrado los contenedores y bolsas de manera que se evite el acceso del vector infeccioso. Hay que recordar que estos espacios no solo proveen de alimentos a las moscas, sino también del ambiente necesario para iniciar su ciclo reproductivo.
  • Los alimentos almacenados deben estar cubiertos herméticamente o al menos en contenedores de refrigeración cuyas temperaturas hagan imposible la presencia de moscas. Consideremos que cualquier contacto de la plaga con frutas, dulces, piezas de embutido o comida cocida arruinará la vianda, y por seguridad no hay más que hacer que tirarla al cesto de los desperdicios.
  • Es muy recomendable instalar mosquiteras metálicas o plásticas en las ventanas y entrepuertas, sino se tiene estas herramientas, entonces se debe asegurar de cocinar con las ventanas cerradas sobre todo si la casa está ubicada en sitios próximos a un foco de moscas como podrían ser las zonas industriales o de expendio de comida.
  • Se deben tomar medidas de previsión contra estos invasores si se estima la ausencia prolongada del hogar. No se debe dejar basura dentro de la casa indiferentemente si está tapada o no; no se debe dejar alimentos fuera de sus sitios de almacén; asimismo no se debe dejar restos de comida en ninguna zona de la casa; el lugar debe estar aseado y todas las salidas al exterior correctamente cerradas; las vajillas y demás utensilios de cocina deben quedar limpios, secos y correctamente guardados en armarios o cajones destinados para tal fin, a los que no tengan acceso los insectos.

Métodos de eliminación y control de moscas

Si la invasión es de tal magnitud que suponga una amenaza seria, lo mejor es no intentar manejar la situación personalmente sino acudir a los servicios de Ant Control de Plagas. Por otro lado, cuando la problemática pueda ser manejada con técnicas de bricolaje, es bueno que se haga evitando contaminar alimentos y utensilios domésticos. Los insecticidas deben aplicarse con cuidado, evitando administrar estas sustancias en presencia de personas o mascotas. Entre las  herramientas de eliminación y control de moscas, podemos mencionar las siguientes:

Matamoscas eléctricos: Son artefactos que emiten luces fluorescentes atractivas para estos insectos, los cuales al hacer contacto con la resistencia de la trampa se electrocutan y caen sobre un recipiente de acopio. Estas herramientas son netamente eléctricas y no utilizan compuestos químicos lo que las hace amigables al medio ambiente. Una variedad en este sistema son los artefactos que repelen a los insectos a través de ondas ultrasónicas.

Insecticidas: En primer lugar se debe estar seguro de que el compuesto a administrar esté autorizado para el uso por medio de manos inexpertas. La aplicación de estas sustancias debe seguir las instrucciones y recomendaciones de fábrica, las cuales usualmente vienen adheridas al empaque del compuesto. Estos controladores no deben administrarse mientras se esté preparando alimentos o cuando su uso suponga el contacto con éstos, igualmente ocurre con respecto a la vajilla y demás utensilios de cocina. Es muy recomendable que antes de utilizar insecticidas de uso doméstico se proceda a una limpieza general del inmueble, en especial cuando se trate de un regreso tras una ausencia prolongada.

Trampas para insectos: Son artefactos que generalmente atraen a las moscas a través de colores u olores llamativos don estas pueden acceder con facilidad pero no podrán zafarse, para ello se utilizan potentes compuestos adhesivos y colas especiales que simulan el derrame de alguna sustancia dulce.  

Hiervas y helechos aromáticos: La utilización de ciertas plantas aromáticas como la albahaca son excelentes repelentes de insectos. Estas además de dar ornamento a ciertos espacios del inmueble, controlan de una manera limpia y segura la entrada de huéspedes artrópodos indeseables.

Bolsas de plástico transparente llenas de agua: No existen bases científicas que sustenten esta herramienta, sin embargo, la experiencia parece ratificar que tal remedio sí funciona. Consiste en colgar de techo o el dintel de las puertas, bolsas plásticas transparentes llenas de agua, dicha trampa produce un efecto visual en los insectos toda vez que son ahuyentados por su mismo reflejo movimientos sobredimensionados en el agua de la bolsa.

Si deseas más información sobre el control de esta plaga accede a nuestra página web, conoce nuestros programas y con gusto te atenderemos.