Conoce cómo prevenir y eliminar orugas en jardines y huertos urbanos

Publicado por :
21
oct

Las orugas son una de las plagas de mayor incidencia en hogares y jardines. Estos insectos causan daños particularmente graves a las plantas y huertos, por lo general construyen galerías en las hojas de los cultivos ornamentales y hortofrutícolas, al mismo tiempo, además de las hojas, pueden nutrirse de los brotes tiernos y de los frutos. Su ataque a las plantas es particularmente agresivo llegando a ocasionar daños tan graves que, muchas veces, determinan la pérdida total de los cultivos. En este sentido, Ant Control de Plagas pone a la disposición de sus clientes y lectores, algunos remedios que pueden desarrollar a fin de eliminar y evitar el asentamiento de cepas de orugas en los jardines.

Detectar la presencia de una cepa de orugas con facilidad depende del tipo de insecto con que estemos tratando. De allí que la oruga procesionaria es fácilmente detectable en los troncos de los árboles, las ramas o el suelo. Por su parte, existen otros tipos de oruga que no se exponen a la vista humana con facilidad, pero su efecto en las plantas es inconfundible; al posicionarse en un lugar, se podrá notar rápidamente la presencia de agujeros en las hojas de las plantas.

Medidas preventivas contra las orugas en el jardín

Como reiteramos en todos nuestros artículos, para un efectivo control de plagas en Torrelodones, la mejor medida de control efectivo es la prevención, evitar que se propague, instale y desarrollen las colonias de plagas y vectores en el hogar. En este caso, algunas medidas preventivas contra los lepidópteros como las orugas las presentamos a continuación, a saber:

Una estrategia muy extendida para prevenir el asentamiento de orugas en el jardín es instalar cajas de anidación para aves predadoras de estos insectos, entre estas especies de pájaros se pueden contar el jilguero, el gorrión y el petirrojo. Es importante.

Por otro lado, se recomienda rociar las plantas con ciertos compuestos a base de ajo pulverizado, jabón potásico, entre otros. Así como la plantación en los jardines de cultivos repelentes de orugas como el tomillo por ejemplo.

En caso de que la afectación sea puntual y localizada, una acción rápida podrá prevenir la propagación del lepidóptero. Lo mejor es cortar el área donde se detectó la cepa y quemar sus nidos. Por otra parte, también se puede utilizar compuestos químicos permitidos o inhibidores de crecimiento para este tipo de plaga.  

Es importante tener presente que una vez que se hayan eliminado una plaga de orugas, se debe proceder a fertilizar y abonar el suelo, a fin de proveer a la planta de los nutrientes necesarios para completar su proceso de recuperación.

Estrategias caseras para eliminar orugas

Cuando la plaga no está tan extendida, que amerite la intervención de los expertos de Ant Control de Plagas, se puede y debe proceder a la eliminación de los insectos de manera inmediata como se indica a continuación, a saber:

Una extracción manual de las orugas es un mecanismo eficaz, en vista de que estas son grandes y pueden capturarse con relativa facilidad. A la par de la captura de las orugas deben eliminarse sus nidos. Para que esta supresión sea más efectiva, se recomienda quemar nidos y orugas en un mechero controlado. Es importante que se extremen las medidas de seguridad para evitar incendios y quemaduras. Esta estrategia debe ser complementada con otras técnicas, en vista de que a veces es difícil erradicar manualmente la totalidad de los nidos.

Preparar una solución a base de agua y jabón potásico, y rociar las plantas con el compuesto, constituye un buen remedio toda vez que mata las orugas sin ocasionar daños a las plantas y vegetales.

El tabaco hervido con agua y rociado en cantidades moderadas sobre las hojas de las plantas, constituye un repelente contra las orugas y otros insectos. El tabaco de los cigarrillos sirve para tal fin si no se consigue con facilidad tabaco puro.

Una estrategia muy extendida y eficiente para el control de plagas de insectos en la casa, es la plantación de cultivos aliados que fungen de repelentes de plagas artrópodas. Plantas aromáticas como la albahaca, menta, salvia, hisopo, etc. El hecho de que estas plantas expiden un olor muy fuerte para ser tolerado por orugas y otros insectos, también atraen a organismos controladores de plagas como las avispas que por naturaleza depredan a las orugas, esto hace que dichos cultivos sean un remedio ecológico por excelencia.

También resulta la instalación de trampas con feromonas de orugas hembras, que atraen a los machos y facilita su captura. Esta medida funge como inhibidor del ciclo reproductivo, en vista de que imposibilita la fecundación de la oruga hembra.

Un remedio efectivo es la administración a las plantas del Bacillus Thuringiensis. Consiste en una bacteria que produce sustancias tóxicas para las orugas. Esta bacteria se administra a las plantas pulverizándola y mezclándola con agua. La solución tiene la facultad de penetrar en el tejido de la planta, a fin de que cuando la larva de oruga ingiera la sustancia a través del cultivo, destroce el aparato digestivo del insecto. Como se dijo, sólo funciona en el estado larvario de la oruga, por lo que se hace necesario anticiparse al ciclo reproductivo de la plaga rociando las plantas en intervalos de cinco días. La bacteria es fácil de adquirir en viveros, toda vez que su uso está muy extendido en agricultura ecológica.

Por otro lado, siempre es conveniente ante una plaga de esta naturaleza en espacios de área considerable, llamar a los expertos de Ant Control de Plagas quienes podrán eliminar de una manera profesional esta y otras plagas que puedan amenazar el ámbito de residencia de las personas y mascotas. Ingresa a nuestra página web y conoce nuestros programas.