Conoce cómo deshacerte de las polillas: el principal enemigo de tu ropa

Publicado por :
21
oct

Las polillas son una plaga que generan serios deterioros en muebles y tejidos textiles como ropa, sábanas, cobijas, cortinas etc., principalmente aquellos materiales de lana, piel o plumas, en vista de que las larvas de estos insectos se alimentan de ellos, y más si se tiene por costumbre mantener ropa sucia guardada por tiempos prolongados. Sin embargo no todo es negativo, afortunadamente no es muy complicado controlar esta problemática llevándola a niveles tolerables y Ant Control de Plagas, te enseña cómo hacerlo en unos pasos sencillos.

Aspectos generales de las polillas

Las polillas son insectos lepidópteros, es decir, pertenecen a la misma familia que de las mariposas. De esta familia de insectos voladores existen al menos 150.000 especies identificadas, de las cuales sólo el 10% son insectos diurnos, el resto de estas mariposas son nocturnas, mejor conocidas como polillas. Por otro lado, es bueno saber que son pocas las especies de mariposas que se alimentan de ropa y madera, aunque las que lo hacen también sienten predilección por libros, papeles y materiales que contengan trazas de celulosa en su estructura.

Los lepidópteros son insectos de ciclo completo, es decir cumplen una serie de etapas de crecimiento antes de alcanzar su estado de adultez, dichas fases son las siguientes: huevo, larva, capullo y mariposa. Aunque la creencia general es que son las mariposas las que dañan las prendas de vestir y los muebles de madera, es bueno saber que no son estas las que lo hacen sino sus larvas, que son las que se alimentan de estos materiales.

Cada polilla en estado de adultez está en la capacidad de poner alrededor de 100 huevos, de cada huevo eclosiona una larva la cual cumple un ciclo de desarrollo de tres meses, es durante este lapso en que se nutre de los tejidos de las prendas de vestir como lana, seda, piel, plumas, y de la madera del mobiliario doméstico. Una vez cumplido este ciclo se forma el capullo que da paso a la mariposa o polilla adulta, la cual es inofensiva para la ropa y estructuras de madera.  

Medidas de prevención contra polillas

Ant Control de Plagas recomienda de manera reiterada que no hay mejor política de control para organismos indeseables que la prevención. Para todas las plagas conocidas existen remedios que permiten su eliminación o su reducción al mínimo aceptable, sin embargo, lo más deseable es no tener que utilizar dichos métodos, y esto sólo se logra evitando el desarrollo de plagas en nuestro ámbito. En este sentido, para prevenir una infestación de polillas, te invitamos a considerar estos pasos:

Una medida preventiva bastante satisfactoria es rociar la ropa antes de depositarla en los armarios o roperos con una solución de alcanfor disuelto en vodka u otro alcohol vegetal.

El aceite de laurel es un buen repelente contra las polillas, se recomienda frotar las estructuras de madera como muebles, bibliotecas, armarios, etc.

Un compuesto con tomillo, menta, clavos de olor molidos, albahaca, pimienta negra; colocados en un recipiente y dispuestos dentro de clósets y armarios también constituye un buen repelente contra estas mariposas nocturnas. Lo mismo ocurre con cualquier tipo de flores que expidan un olor aromático, estas se colocan en dichos lugares atadas en ramos y allí se dejan secar.

Conviene saber que la ropa sucia guardada dentro de espacios cerrados, constituye mejor fuente de alimento para las larvas de las polillas. Por esta razón nuca es conveniente guardar ropa sin lavar o dejadas almacenadas por un tiempo muy prolongado. La ropa debe lavarse antes de ser guardada, y en ningún caso se debe mantener por mucho tiempo sin uso dentro de los armarios. Es conveniente  depositar las prendas de vestir en bolsas plásticas o bien en cajones herméticos.

Los productos matapolillas químicos los ofrecen en el mercado con la forma de bolitas que se colocan dentro de la ropa colgada en armarios o bien dentro de los cajones. Cuando hacen contacto con el aire empiezan a consumirse volviéndose gaseosos, este gas es letal para las polillas y larvas. Generalmente estos productos están fabricados a base de naftaleno o naftalina y alcanfor.

Pasos a seguir para erradicar un problema de polillas en el hogar

Para erradicar la plaga lo primero que hay que hacer es determinar el sitio exacto donde están asentados sus nidos, por lo general se ubican debajo de los muebles, esquinas, rendijas, grietas, detrás de armarios, zócalos, etc.

Es importante pasar con frecuencia la aspiradora en la zona donde se estima que está infestada de polillas, una vez hecho esto, se debe retirar la bolsa del equipo y desechar inmediatamente su contenido fuera de la casa.

El próximo paso a seguir consiste en limpiar cuidadosamente cualquier tejido o prenda que haya sido objeto de infestación por polillas. Conviene cepillarlos y dejarlos expuestos al sol durante algunas horas. Es conveniente asegurarse de que los armarios y roperos donde se depositan las prendas de vestir permanezcan cerrados a fin de imposibilitar el acceso de polillas hembras en busca de tejidos donde desovar.

También es recomendable utilizar la estrategia del congelamiento, esto se hace metiendo herméticamente en bolsas plásticas las prendas, juguetes y otros materiales de tela que hayan sido objeto de infestación, e introducirlas en la heladera por un tiempo de una semana aproximadamente. Luego se limpia la prenda y se cepilla preferiblemente fuera de la casa.

También se recomienda la aplicación de plaguicidas para uso doméstico, siempre extremando las medidas de seguridad y cumpliendo las instrucciones y recomendaciones de fábrica apuntadas en las etiquetas de los recipientes. Esta sustancia debe ser rociada en esquinas, grietas, parte inferior de muebles, puertas, partes traseras de armarios, bibliotecas, zócalos, etc.

Si deseas más información sobre control integrado de plagas, ingresa a nuestra página web y conoce nuestros programas y servicios. Son mucho gusto te serviremos de ayuda.