Cómo mantener los espacios cerrados libres de roedores

Publicado por :
5
ago

Los roedores y otras plagas pueden ser un problema mayor si logran escabullirse hacia espacios cerrados. Si les permites seguir viviendo en  estos espacios de tu casa, estas criaturas luego tendrán acceso ilimitado a otras áreas de tu hogar esparciendo el daño y su mal olor, por lo que es mejor que te busque expertos en control de plagas en Villanueva del Pardillo. Pero si aún no han invadido tu casa, entérate cómo prevenir que los infecten.

Sella todas las aberturas

Hay varias formas de evitar que los roedores entren a esa área cerrada de tu casa. Pueden entrar debajo de las paredes, a través de esquinas no bien selladas o deslizarse entre las grietas de las paredes o de la puerta. Tómate el tiempo de revisar tanto el interior como el exterior del espacio y sella con silicón todas las aberturas que veas, no importa que tan pequeña crees que sean ya que expertos en el control de plaga aseguran que pueden entrar por espacios muy pequeños.

Esparce una barrera para la humedad

Una de las razones por las cuales a los roedores les encantan los espacios cerrados es por la humedad que hay dentro sobretodo en algunos lugares de en Villanueva del Pardillo. Un buen material de impermeabilización entre el suelo y este sitio cerrado cortará la humedad a un nivel mucho más bajo. Una membrana de goma gruesa o un plástico muy fuerte son excelentes opciones para una fuerte barrera protectora y así evitar un ambiente más cómodo para los ratones.

Coloca pisos de concreto

Cava y construye pequeñas bases de concreto o pisos de concreto alrededor o bajo tu casa. Esto proveerá una protección extra de los roedores como los ratones y los topos de que hacen madrigueras en suelo y  evitará que lleguen hasta tu casa, especialmente a esos espacios más cerrados.

Acude a las trampas

Establece trampas por todo el espacio cerrado y los lugares cercanos a este donde sospeches que hay actividad de roedores. Inspecciónalas continuamente y remueve las trampas que se hayan disparado. Cuando veas que hay algún tipo de actividad, trata de identificar su espacio de entrada y ciérralo para evitar otro tipo de actividad futura.

Presta atención a las puertas y ventanas

A veces en los bordes de las puertas o ventanas quedan ciertos espacios abiertos. Recuerda cerrar estos espacios ya que las plagas de roedores caben por cualquier parte por más pequeña que crees que sea. A veces los roedores mastican los bordes de las puertas para poder pasar a esos espacios cerrados, por lo que puedes poner una banda de metal que llegue hasta el suelo para evitar este problema.

Realiza mantenimiento

Mantener tu casa libre de roedores es un proceso constante. Una vez que detienes un punto de entrada, otro se abrirá. Es importante que realices mantenimiento frecuente de limpieza en esas áreas cerradas o donde tengas muchas cosas almacenadas. Mientras más tiempos dejes pasar, peor se puede poner la plaga.

Cuidado con la comida

Los roedores tienen un sentido increíble del olfato y son capaces hasta de masticar y abrir hoyos a través de madera sólida para acceder a la comida. Así que evita almacenar comida en lugares cerrados que no estés revisando constantemente para evitar a los roedores y mantenerlos alejados de algo tan cuidadoso como la comida.

Investiga sobre trampas electrónicas

Hoy en día hay muchos dispositivos repelentes de plagas ultrasónicos que puedes conseguir en Villanueva del Pardillo. Estos emiten ondas de ultrasonido a través del área y pueden mantener a la plaga lejos de tu casa. También hay repelentes electromagnéticos de plagas que han demostrado ser incompatibles con el sistema nervioso de los roedores.

Prueba con la última opción

El veneno debería ser el último recurso debido a que puede ser ingerido por otros animales como perros o gatos. Además el olor roedor muerto que tendrás en esa área cerrada no será nada agradable lo cual también trae gérmenes y posibles infecciones a tu casa.

Pon luces

Poner luces en los espacios cerrados es una buena idea, ya sea que puedas encenderlas y apagarlas recientemente o que les coloques un cronómetro que les permita encenderse y apagarse regularmente. A los roedores no les gustan las luces, por eso es muy raro verlos a la luz del día.

Los roedores pueden causar mucho daño en tu casa, especialmente si tienes lugares cerrados donde almacenas muchas cosas. Sólo trata de vigilar esos lugares constantemente y seguir algunos de estos tips para el control de plagas  como esta que deja mal olor por todas partes.