Cómo blindar tu casa contra las ratas

Publicado por :
3
jul

Con un carácter feroz, un apetito por todo lo que se le atraviese y la capacidad de transmitir graves enfermedades a los seres humanos, las ratas son un terrible enemigo para la tranquilidad de tu hogar. Aquí te enseñamos como una buena combinación de limpieza, organización y atención al detalle permitirán blindar tu hogar contra la posible pero indeseable aparición de este asqueroso visitante.

Esta información es avalada por especialistas en saneamiento ambiental que se encargarán de asesorarte en todo lo relacionado a este tema, desde la prevención básica hasta la eliminación de estas inmundas alimañas en caso de que llegues a tener la desafortunada visita de una.

Protección fundamentada en la prevención

Siendo una criatura de pequeñas dimensiones pero dotada gran agilidad, esta suele moverse por el interés de recabar alimento. Por lo que mientras más restringido sea el acceso al mismo, menor será el atractivo para la alimaña. Cualquier residuo de comida que caiga al piso o se encuentre en los alrededores de los inodoros captará la atención de su súper desarrollado sentido olfativo.

Además de la buena higiene de los diferentes ambientes del domicilio, la constante rotación de los alimentos almacenados servirá como herramienta para evitar que se deterioren los empaques por humedad (lo cual los dejaría a merced de esta y otras pestes como los mosquitos) sino que además permiten la temprana detección de la infestación.

El buen manejo de los desperdicios, transportándolos en bolsas cerradas y resguardarlos en cubos especialmente diseñados para esto sirven como medidas complementarias para crear mayor dificultad a la hora de que detecten los olores o restos de alimentos desechados.

Se recomienda también prestar particular atención a cualquier punto de retención de agua en lugares de difícil acceso. Este escenario no sólo es atractivo para las ratas, también puede servir como foco reproductivo para mosquitos, termitas y otros insectos.

Cómo responder cuando las medidas preventivas fueron superadas

En el momento que se ha confirmado la presencia de esta peste en el hogar, es hora de tomar la ofensiva para eliminar su potencial capacidad de propagación de enfermedades.

La primera opción para emprender un proceso de erradicación activo será la implementación de alguna trampa mecánica o sustancia química (pega, veneno) que sirvan para neutralizar al invasor.

De fallar o no querer usar estos métodos, la estrategia lógica es contactar a la gente de Ant Control de Plagas, la cual te ofrecerá no sólo un servicio especializado de desratización, sino además un diagnóstico exhaustivo que sirva para eliminar completamente la posibilidad de reincidencia.