Claves para el control de plagas en huertos urbanos

Publicado por :
21
oct

Uno de los pasatiempos más enriquecedores y gratificantes, desarrollados en un entorno urbano, es el cultivo de las reducidas áreas verdes que el ámbito de la ciudad provee a cada persona. Un huerto en el balcón o en el jardín puede constituirse en el centro de muchas satisfacciones. Sin embargo, cuando se cultiva un huerto urbano se corre el riesgo de que este sufra la invasión de plagas que lo arruinen y den al traste con el esfuerzo y la emoción empeñada en la tarea. Es por ello que en Ant Control de Plagas ofrecemos las claves para que el control de plagas de tu huerto sea efectivo.

Administrar un fungicida polivalente directamente a la planta afectada puede funcionar sin ningún problema cuando se trata de cultivos ornamentales, en este caso, de presentarse alguna afección, se rocía el compuesto en el área con problemas de forma periódica y asunto saldado. Las desconfianzas y reservas aparecen cuando se trata de cultivos comestibles, de los que se espera la recolección de frutos. En este caso es de vital importancia consultar con los profesionales de Ant Control de Plagas, quienes le brindaremos la asesoría necesaria para que la administración de sustancias de control vegetal se efectúe de una manera segura.

Examina tus plantas

La mejor manera de controlar el desarrollo de tu huerto, es a través de una constante observación, no escatimes momentos para revisar y examinar cuidadosamente el estado en que se encuentran tus cultivos; si la planta tiene las hojas sanas; en definitiva asegurarse de que la planta se encuentre en perfectas condiciones. Esto lo puedes hacer cuando estés regándolos, o simplemente cuando te acerques al huerto en el balcón o jardín y podrás echar una ojeadita sin tener que obsesionarte con ello, veamos qué aspectos de la planta debes someter al radar de tu ojo:

Hojas: Tanto e anverso y el reverso de las hojas debes cuidar de detallar cuidadosamente. Existen artrópodos, hongos, parásitos, entre otros, que se adhieren a las hojas y no siempre son de fácil detección.

Marcas: Se debe revidar las hojas y frutos de las plantas en busca de marcas de mordidas o agujeros que acusen la presencia de una plaga.

Cuerpos extraños: Otros elementos que deben descartarse son las telarañas entre hojas y tallos, gajos de huevos, capullos, etc.

Color: Es importante cerciorarse del color que presentan las plantas del huerto, si es el habitual o si se ha desleído, esto último puede ser indicio de alguna enfermedad o infestación.

Diferenciar entre una plaga y una enfermedad

Se debe estar en la capacidad de emitir un diagnóstico adecuado de la problemática que presenta el huerto, no es lo mismo hablar de la presencia de una plaga que de los síntomas y señales de una enfermedad vegetal. El deterioro de hojas, flores, tallos y frutos por parte de algún vector externo se determina a través de marcas dejadas por la plaga, en tanto que la disminución de color y vitalidad, así como la disminución del fruto pueden ser señal de la pérdida de nutrientes debido a alguna enfermedad. Es importante tener en cuenta que una planta sin la suficiente vitalidad puede ser también objeto de la incidencia de plagas. Esto se puede observar en las hojas amarillentas por falta de potasio o nitrógeno.

Generalmente esto se remedia a través de la administración de sustratos o abonos ricos en nutrientes de los cuales el cultivo presenta déficit. Por otro lado se debe advertir que muchas veces la falta de absorción de nutrientes por la planta es debido a la mala administración del compuesto; podría ser un exceso de humedad en el abono lo que esté impidiendo que las plantas absorban correctamente los nutrientes del suelo.  

Introducir cultivos de plantas aliadas

Existen algunas plantas que fungen de controladores para ciertas variedades de plagas. En el caso de cultivar un huerto en el hogar, es beneficioso combinar la plantación de algunos cultivos que puedan repeler los artrópodos que atacan al huerto. Por ejemplo, si se planta algún tubérculo, este puede ser presa del ataque de ciertos tipos de moscas que ponen sus huevos en la planta. Las larvas se sustentan de la pulpa de la raíz dañando la fruta. Esta plaga puede ser neutralizada cultivando cebolla en conjunto con el tubérculo, la cebolla es una verdura que repele a las moscas de la fruta.

Por esta razón es importante conocer los atributos que poseen algunos cultivos como controladores de plagas. Las plantas aromáticas tienen un efecto bastante positivo como repelente, entre estas se podrían mencionar el ajo, la albahaca, el puerro, el romero, la menta, la salvia, el hisopo, etc. Es muy ventajosos conocer que la cebolla, el puerro y la albahaca repelen a las moscas de la fruta y los pulgones; el romero repele a las hormigas y moscas caseras, y  el tomillo es una excelente herramienta de control de orugas en jardines y huertos.

Repelentes caseros para el control de plagas en huertos urbanos

Entre las acciones que se pueden desarrollar para proteger los cultivos en el jardín, es la realización de remedios naturales. Un ejemplo puede ser la preparación de un compuesto a base de ajo y agua, en razón de cincuenta gramos de ajo por cada litro de agua, esta solución se aplica por aspersión en las plantas y constituye un remedio efectivo contra el pulgón, las orugas, e insectos voladores.

Otros compuestos que se pueden realizar son la pulverización de neem y jabón potásico, estas sustancias impide la alimentación de las larvas de pulgones y moscas, así como la paralización de los insectos adultos.

Ant Control de Plagas está presta para darte la información que necesites, el asesoramiento y acompañamiento técnico para el control integrado de plagas en tu ámbito de residencia. Para más información entra en nuestra página web y conoce nuestros programas.