Aprende un poco más sobre los ciempiés

Publicado por :
30
mar

En la actualidad cuando se habla de insectos se pueden encontrar una gran variedad sobre los cuales muchas veces desconocemos casi todo, tal es el caso de los ciempiés. Aunque no lo parezcan estos pequeños pueden causar grandes inconvenientes en los lugares donde habitan, por eso Ant Control de Plagas se encarga de eliminarlos. 

Lo primero que hay que destacar acerca de ellos es que su anatomía esta conformada por 21 anillos que tienen un par de patas a cada lado y su longitud puede llegar a ser hasta de 30 centímetros. Cabe señalar que los ciempiés tienen grandes cavidades bucales por las que segregan veneno.

Proceso de gestación

Cuando se quiere eliminar ciempiés lo primero que se debe saber es cómo es su proceso reproductivo, para saber así cómo poder actuar con respecto a ellos. En esta especie a diferencia de otras, los machos colocan el esperma en un lugar y luego es recogido por la hembra. 

Estos suelen poner entre 10 y 50 huevos aproximadamente, que son enterrados en la tierra y dejados ahí hasta que se desarrollen, se debe acotar que no tienen tiempo especifico para su gestación, por lo cual esto puede tardar hasta años. 

Métodos para erradicarlos 

Lo primero que hay que enfatizar de estos bichos es que no suelen invadir los inmuebles en forma de plagas, por lo general ellos se suelen ver solos. Pero aunque no ingresen en grandes cantidades al momento de verlos se deben eliminar, ya que estos poseen un veneno que puede ser dañino. 

Una de las formas más comunes que se puede utilizar para exterminar insectos es con productos químicos en spray, estos pueden ser encontrados en tiendas o lugares donde vendan insecticidas. 

Otro método fácil para acabar con este problema es pisándolo o aplastándolo con cualquier tipo de objeto, se debe saber que por la gran cantidad de patas que este posee suele desplazarse rápidamente. 

Las trampas adherentes suelen ser un mecanismo que también funciona para matarlos, por eso se recomienda que estas se coloquen en huecos o hendiduras que se encuentren tanto en las paredes como en las esquinas del inmueble. Ya que es por esos lugares por donde tienden a meterse.