6 pasos para una casa libre de hormigas

Publicado por :
4
ago

Entre las plagas más molestas y escurridizas están las hormigas. Si nunca has encontrado hormigas en tu casa, oficina o sus alrededores, considérate entre los pocos afortunados. Pero si eres como la mayoría de las personas, seguramente has tenido varias batallas en contra de esta plaga. Sin embargo, hay algunos pasos muy simples que los dueños de casa pueden implementar para reducir los riesgos de tener hormigas inesperadas en casa antes de llamar al control de plagas en Pozuelo.

Conoce sus lugares de favoritos

Expertos del control de plaga aseguran que las hormigas infectan más frecuentemente las cocinas que otras habitaciones de la casa. Después de todo, las cocinas están llenas de agua, comidas y todas esas cosas que las hormigas necesitan para sobrevivir. Los baños, habitaciones, salas de estar, sótanos, paredes internas y dentro o cerca de los aires acondicionados o calefacciones, son también sitios que atraen a las hormigas.

Así que mantén estas áreas despejadas de residuos de agua o de comida, por ejemplos platos, vasos y otros recipientes.

Elimina las fuentes de agua

Reducir la humedad y el agua estancada cerca de tu casa puede ayudar ampliamente a prevenir y controlar las plagas. Reparar los botes de agua y revisar rutinariamente bajo los lavabos para prevenir las áreas húmedas pueden ayudar con la prevención de hormigas en esas áreas.

También, utilizar un deshumidificador en áreas cerradas como el sótano o el ático puede crear un ambiente poco llamativo para las hormigas. En el exterior, asegúrate de que los desagües funcionen bien para que el agua fluya y no se estanque ya que esta atrae a las hormigas.

Deshazte de las fuentes de comida

Mantener la cocina limpia y ordenada ayuda a ahuyentar a las hormigas. Limpia las mesas,  barre los pisos constantemente para eliminar los residuos de comida, mantén la comida almacenada en envases cerrados y las frutas almacenadas en el refrigerador. Limpia los contenedores de miel, sirope y otros dulces por la parte posterior si se derraman para que no queden restos que puedan atraer a la plaga. Además, usa una papelera y deshazte de la basura de la cocina regularmente.

No descuides tus mascotas

Los perros, los gatos y otro tipo de mascotas pueden llevar hormigas a tu casa involuntariamente en el pelaje. Además, las tazas de su agua y su comida pueden atraer plagas, para evitar esto, asegúrate de mantener las tazas limpias y de limpiar el piso si algo de agua o comida se derrama.

Mantén la comida de tu mascota en recipientes plásticos cerrados, ya que los de papel en los que usualmente vienen son de fácil acceso para las hormigas. Recuerda que ellas pueden entrar hasta en las aberturas más pequeñas. Además esto se puede prevenir al fumigar el jardín por prevención y así evitar que tus mascotas sean transporte de las hormigas al interior de tu casa.

Bloquea los puntos de acceso

Tómate el tiempo necesario para inspeccionar la parte exterior de tu casa y buscar puntos de acceso fácil para las hormigas. Por ejemplo, los árboles y arbustos deben estar podados de forma que las ramas no alcancen la casa ya que estas pueden servir de puente para que las hormigas entren a tu casa. Además, es recomendable sellar cualquier grieta que se encuentre en la parte exterior de tu casa con silicón prestando especial atención a las áreas cerca de los tubos de agua que van al interior de tu hogar.

No batalles solo

Sin el entrenamiento o las herramientas apropiadas, combatir a las hormigas puede ser nada fácil y lo que es peor, la infección puede seguir creciendo si no se trata apropiadamente. Algunas especies de hormigas pueden causar daños a las propiedades y otras pueden traer problemas de salud a tu familia. Incluso hay especies de hormigas que pueden llegar a contaminar la comida. Así que si sientes que no puedes con la plaga de las hormigas, lo ideal es buscar ayuda.

Todos estos tips te pueden ayudar a prevenir una infección de esas molestas hormigas en casa, pero si ya la tienes, lo ideal es que contactes con un profesional enseguida. Esta persona identificará la especie de hormiga, determinará sus puntos de entrada y establecerá  el tratamiento más efectivo.